Visito a mi dentista a menudo porque tngo una obsesión con las caries, aunque todavía no tengo ninguna. En cada cita me dice lo importante que es el flúor o fluoruro para mis dientes. La constante promoción del fluoruro por parte de mi dentista me hizo preguntarme si es tan esencial para la prevención de las caries como él dice. También comencé a preguntarme cuánto fluoruro consumimos generalmente, qué cantidad es segura de consumir y en qué cantidad se vuelve peligroso para la salud humana.

¿Cuándo comenzó la fluoración del agua?

A mediados de la década de 1940, se comenzaron a agregar pequeños niveles de fluoruro mineral a los suministros de agua de la comunidad para reducir las caries entre la población. Esto comenzó en Grand Rapids en Michigan y finalmente se extendió por todo el país.

¿Por qué los científicos pensaron que el fluoruro podría mejorar la salud de los dientes?

El fluoruro se puede encontrar naturalmente en el agua, el suelo y las rocas. A principios del siglo XX, los científicos notaron que en las poblaciones que tenían niveles más altos de fluoruro en el agua potable, se producían menos caries. Por lo tanto, concluyeron que el flúor fortalecía los dientes.

Lo que muestra la evidencia

Un interesante artículo de Harvard apunta a un informe Cochrane que explica cómo las primeras investigaciones científicas sobre la fluoración del agua fueron en su mayoría defectuosas y que los incidentes de caries han disminuido en países con agua fluorada y sin agua fluorada por igual, casi en la misma medida.

No estoy en desacuerdo con que el flúor disminuye las caries porque es un hecho bien conocido. Sin embargo, estoy en contra de que las personas ingieran pequeñas cantidades de fluoruro durante períodos prolongados.

Esto podría ser un arma de doble filo; tendrás menos caries, pero ¿qué consecuencias encontrarás en el futuro?

Hay tantas sustancias nocivas en el agua del grifo que se agregan por una u otra razón, como el cloruro para las bacterias y el flúor para las caries. Y no nos olvidemos de todos los demás elementos que acaban en el agua debido a la extensa contaminación de ríos y pozos de agua. Terminamos bebiendo compuestos químicos que están lejos de ser saludables.

¿Cuáles son las fuentes más comunes de fluoruro?

Hoy en día, estamos expuestos al flúor porque se encuentra en el agua, las bebidas, los alimentos y los productos que contienen flúor, como la pasta de dientes y los enjuagues bucales (aunque los productos dentales no suelen ingerirse).

¿Cuáles son los niveles recomendados?

En 2015, la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA) estableció un nivel máximo de fluoruro de 4,0 mg/L, aunque el promedio es de 0,2 mg/L.

En el caso de los niños, la EPA fijó los niveles a no más de 2,0 mg/L.

¿Es el flúor en el agua malo para los bebés?

Si su agua potable contiene 2,0 mg/L o menos, es seguro que la consuman niños de 9 años o menos. Este nivel de flúor no debería causar fluorosis dental. La fluorosis dental es una condición en la que el fluoruro impide que el esmalte se forme normalmente en los dientes en desarrollo. Esto puede conducir a la tinción permanente de los dientes.

¿Es peligroso el flúor para los bebés durante el embarazo?

Algunas investigaciones demuestran que el feto está expuesto al flúor, especialmente durante la mitad del embarazo, ya que las concentraciones de flúor aumentan en el líquido amniótico. Un estudio canadiense relacionó la exposición materna con niveles más altos de fluoruro y puntajes de coeficiente intelectual más bajos en niños de 3 a 4 años.

¿Es el flúor un riesgo para la salud de los adultos?

La exposición a largo plazo a niveles superiores a 4,0 mg/l puede provocar fluorosis esquelética, una afección en la que el fluoruro se adhiere a los huesos. El resultado es rigidez en las articulaciones y dolor que eventualmente conduce a la debilidad de los huesos. En los ancianos, la alta exposición al fluoruro aumenta el riesgo de fracturas.

¿Puede el flúor causar cáncer?

Hay muchas preguntas sobre la relación entre el fluoruro y el osteosarcoma, un tipo de cáncer de huesos. La controversia comenzó en la década de 1900 después de que se publicaran los resultados de un estudio realizado por el Programa Nacional de Toxicología de EE. UU. Los investigadores encontraron alguna evidencia del potencial cancerígeno del agua fluorada en ratas macho y una mayor cantidad de casos de osteosarcoma en comparación con las que no estuvieron expuestas a esa agua.

Sin embargo, no hubo suficiente evidencia para respaldar esto, considerando que el osteosarcoma es un tipo raro de cáncer y que, hasta el momento, no todos los estudios han demostrado una fuerte conexión entre esta enfermedad y las altas concentraciones de fluoruro en el agua.

En 2011, los investigadores reconsideraron la relación entre el osteosarcoma y el fluoruro. Examinaron muestras de tumores en pacientes que padecían la enfermedad, para medir las concentraciones de fluoruro. Nuevamente, no hubo evidencia clara para afirmar que esta sustancia podría aumentar el riesgo de osteosarcoma.

Cómo medir los niveles de fluoruro que se encuentran en su fuente de agua

Si consume agua de una fuente pública, puede averiguar los niveles poniéndose en contacto con el sistema de agua de su comunidad local.

En el caso de consumir agua de un pozo privado, puedes analizar tu agua en un laboratorio acreditado, lo cual siempre es recomendable no solo para detectar flúor sino para saber el agua que bebes.

Cómo disminuir el flúor del agua

Las personas que viven en áreas con altas concentraciones de flúor pueden usar una fuente de agua diferente, la opción más lógica es el agua embotellada, que inevitablemente tendrá niveles más bajos. Sin embargo, no apruebo el agua embotellada por razones ambientales y por los efectos que tiene el microplástico en nuestro cuerpo, un tema que aún no se comprende del todo.

Otra alternativa es usar un filtro de agua que pueda filtrar el fluoruro de manera eficiente. Al usar un filtro, puede estar seguro de que su agua potable es segura. Los filtros de agua no solo sirven para filtrar el fluoruro, sino que también eliminan varias sustancias nocivas, como el arsénico y el mercurio, que accidentalmente terminan en el agua potable.

¿Deberíamos reducir la exposición al fluoruro de otras fuentes?

Aconsejo reducir tantas fuentes de fluoruro ingeribles como sea posible, por ejemplo, alimentos y bebidas. Sin embargo, la pasta de dientes que contiene flúor es importante porque reduce las caries.

Para concluir, es importante estar informado sobre qué sustancias pueden estar al acecho en el agua y cómo pueden contribuir directa o indirectamente a los problemas de salud. Me gusta saber que bebo el agua más pura posible ya que el agua es vital para nuestros cuerpos. Espero que tú también te sientas inspirado a consumir el agua más pura posible.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete para recibir actualizaciones sobre últimos artículos, nuevas ofertas y descuentos especiales.

button

Por favor déjenos un mensaje y nos comunicaremos con usted pronto.

Por favor déjenos un mensaje y nos comunicaremos con usted pronto.

Housertag loading

¿Muchas gracias!
Le contactaremos en breve